Noticias

25 marzo 2020

Identificación de patrones tolerantes a HLB en el clima mediterráneo

El pasado 10 de marzo tuvo lugar una reunión del trabajo de los miembros del LIFE Vida for Citrus en las instalaciones del ICIA en Tenerife. En ésta se revisaron las actuaciones técnicas realizadas hasta la fecha así como las relacionadas con la justificación económica. 

Gran parte de la reunión se centró en la programación inmediata de los trabajos, que deben ponerse en marcha lo antes posible, relacionado con  los patrones y las semillas que se van a utilizar. 

Trabajaremos con la colección de patrones de IFAPA procedente de EE.UU (Florida) donde se consideran que pueden tener resistencia o tolerancia al HLB. Los patrones preseleccionados y facilitados por IFAPA son: Carrizo Citrange, Forner-Alcaide nº 5, Forner-Alcaide nº 517, Flying dragon, Citrus macrophylla, C22 Bitters, X639, US897 y US942.

También se utilizarán patrones procedentes de Sicilia facilitados por la Universidad de Catania: C54 Carpenter, C57 Furr y C35 y de Córcega, aunque en este caso, por cuestiones fitosanitarias deben de sembrarse las semillas y el proceso será un poco más largo. INRA aporta los patrones Flotag alotetraploide 1, Citrandina 4x y Citrumelo 4x.

Lo que se pretende es ver la resiliencia de estos patrones en el clima mediterráneo y en diferentes explotaciones y condiciones de suelo y clima, siempre dentro del ámbito de los miembros del LIF, es importante ver cómo responden en nuestro clima al resto de características climáticas o edáficas, en cada zona o tipo de suelo.

El objetivo es encontrar dos o tres patrones que cumplan con las características buscadas y que podamos utilizar en Europa. Si entrara la enfermedad, podríamos tener ya un buen trabajo preventivo que podría ahorrar graves problemas medioambientales y económicos a la citricultura europea.

La aclimatación de plagas y enfermedades en la citricultura actual es algo cotidiano, es sabido el grave problema y las millonarias pérdidas provocadas por el HLB en otros países. La situación en Florida es catastrófica.

Por otra parte y como ejemplo, se ha detectado CBS (Citrus Black Spot), otra plaga de cuarentena para la UE en Túnez y se expande por 2.000 hectáreas. Esto supone un riesgo de entrada de plagas o enfermedades en nuestras condiciones mediterráneas evidente e inminente. 

Trioza eritreae, el vector del HLB  puede vivir mucho tiempo en condiciones de frio y desplazarse libremente por ejemplo, en un camión frigorífico.

En Italia ahora están pasando por un grave problema con el virus de la tristeza (ya pasó el siglo pasado en España) que obliga a sustituir toda la citricultura con patrones resistentes…

Debemos encontrar solución para nuestras zonas mediterráneas para el HLB, en las nuevas condiciones que marca el cambio climático.

Asimismo el 11 de marzo se llevó a cabo la primera jornada de formación en las instalaciones de ICIA en Valle Guerra, donde de forma presencial y telemática se expusieron y comentaron las presentaciones elaboradas al respecto por los miembros del proyecto. La formación se centró en la identificación, monitoreo y control de los vectores, en las prácticas culturales, manejo de cubiertas y setos y en la producción, salud de suelo y fertilización.

También visitamos el laboratorio central del ICIA donde compartimos preguntas y comentarios con los investigadores de ICIA sobre el HLB y sobre los vectores, Trioza y Diaphorina.

Finalizamos a media tarde la jornada formativa ya en la explotación, con revisión y comentarios in situ, en la parcela demostrativa que está en preparación, así como en los setos y granjas nido que tiene habilitados ICIA. También en el laboratorio de cría de Tamarixia,  ICIA nos expuso paso a paso el procedimiento que siguen para ello.

Noticias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *