Noticias

4 febrero 2022

Cambio climático y aspectos ambientales

El proyecto LIfe Vida For Citrus, en el que trabajan 14 socios multidisciplinares, tiene como objetivo el desarrollo de estrategias de control sostenible para cítricos bajo la amenaza del cambio climático y para la prevención del ingreso del HLB en la Unión Europea. Además de contribuir al diagnóstico temprano del HLB el proyecto pretende demostrar buenas prácticas agrícolas para controlar eficazmente la propagación de vectores y aumentar la defensa en el ecosistema.
Aspectos ambientales y lucha contra el cambio climático
El control biológico, las plantas huéspedes y los hoteles de insectos y cajas nido son las técnicas que se utilizan en el marco del proyecto que permiten incrementar la resiliencia de los sistemas agrarios al cambio climático y fomentan aspectos ambientales, tales como la biodiversidad en las explotaciones.


Con el control biológico natural de plaga a través de enemigos naturales se reduce el uso de fitosanitarios en la línea de las nuevas directrices de la política comunitaria (farm to forK), además de que se favorece una producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente, de calidad y con posibilidades de diferenciación a competidores.
Los hoteles de insectos y caja nido favorecen el ecosistema, la polinización y la biodiversidad; atraen insectos depredadores que contribuyen al control de las plagas no deseadas. Estos hoteles o caja nido pueden ser desde una simple caja hasta una elaborada estructura; eso sí es recomendable que se utilicen materiales sostenibles.
Por su parte las plantas huésped alternativas permiten dar refugio a enemigos naturales potenciales fomentando la biodiversidad en las explotaciones agrarias. Las opciones son variadas, desde cubiertas vegetales, a setos, márgenes herbáceos, corredores ecológicos o islas de diversidad.


Los setos o bandas florales ayudan a conservar enemigos naturales e incrementan la biodiversidad, lo que se traduce en una merma en el uso de productos fitosanitarios. Además sirven de corredor ecológico y actúan como cortavientos. Es recomendable escoger especies autóctonas. En lo que respecta a las cubiertas vegetales además de atraer y proteger la fauna auxiliar, protegen la tierra frente a la erosión y el lavado así como permiten la aireación del suelo y el aumento de la retención hídrica. También mejoran la estructura de los agregados del suelo y activan la vida microbiana (micorrizas, bacterias simbióticas) y aumentan la materia orgánica y de la actividad biológica.

Noticias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.